miércoles, 23 de mayo de 2012

BRONCEADO CON AEROGRAFO

Estar morena sigue siendo la pretensión de muchas mujeres, pero atrás queda ya, aunque haya quien lo siga haciendo, el 'vuelta y vuelta' que muchas hemos practicado tumbadas sobre la toalla, en la playa o la piscina.
Los peligros que conlleva tomar el sol sin control provoca que más de una pase más rato bajo la sombrilla e incluso que muchas se lo piensen dos veces a la hora de meterse en una cabina para tomar rayos UVA. Por ello y por la falta de tiempo, proliferan los centros de belleza que ofrecen bronceado con aerógrafo, una manera rápida y segura de tener ese color que a todas tanto nos gusta.



Unos minutos son suficientes
El aerógrafo es una herramienta que lleva usándose varios años en cosmética y que también se utiliza para maquillajes. En el caso del bronceado, puede aplicarse a todo el cuerpo o sólo a una parte. De ello depende también el tiempo que se invierte, en el proceso. Si queremos un 'completo' la sesión dura alrededor de unos 10 minutos. 

¿Hay que preparar la piel de alguna manera especial?
Esta es la pregunta que mucha gente se plantean antes de acudir a un centro de estética, para una sesión de bronceado con aerógrafo. Pero es todo tan sencillo como:
1. Ducharse antes en casa para limpiar la piel, el gel puede ser el que utilicéis normalmente. Pero, contrariamente a lo que debemos hacer siempre, no os pongáis crema después, "porque al aplicar el producto podrían quedar marcas, ya que el bronceado no se repartiría uniformemente por el cuerpo"
 2. Al igual que en la sesiones de rayos UVA nos tendremos que quedar desnudas, en ropa interior o en traje de baño.
 3. La profesional rociará el líquido con un spray durante unos 5 ó 10 minutos aproximadamente.
4. Transcurrido ese tiempo, la piel se seca con el mismo aparato, para "evitar manchar la ropa y que el bronceado se fije bien"




Morena durante siete días
Los efectos se empiezan a notar pasadas unas ocho horas de la aplicación y a las 24 horas se aprecia la piel con el tono elegido. Tono que mantendremos, durante siete días. Pero no penséis que pasaremos del moreno al blanco de un día para otro o mejor dicho, de una ducha a otra, porque el moreno disminuye progresivamente conforme pasan los días y vamos pasando por la bañera.
Este método sirve para todo tipo de piel, incluidas las que tienen problemas de manchas ya que así se consigue un tono uniforme. Su precio ronda los 9 € para la cara, 15 € medio cuerpo y 25 € el cuerpo entero.
Cada vez son más las novias y las invitadas a una boda que se decantan por este método. Es como aplicar una crema autobronceadora, pero la diferencia es que, en este caso, la operación la realiza un profesional y no hay peligro de que acabemos con la cara y el cuerpo naranja ni de que estemos morenas sólo en algunas partes.