viernes, 7 de diciembre de 2012

LITTLE BLACK DRESS _ CENAS DE EMPRESA

Algunas estaréis deseando que llegue y muchas otras estaréis pensando sálvese quién pueda. Lo de las cenas de empresa, tradición navideña casi tan extendida como los turrones, es como las reuniones familiares: no puedes escaquearte de ellas. 
Si te entran escalofríos y miedo escénico sólo de pensar en ello, ¡tranquila!










Ten en cuenta que ante todo debes seguir una regla de oro: Evita los excesos y apuesta por lo sobrio. Y, sobre todo, aprende a compensar. Si te decantas por lucir escote, que no sea un vestido muy ceñido.
Si te apetece un look algo más recargado, que el peinado y el maquillaje sean algo más sencillos.



Otra regla a tener en cuenta: los complementos pueden dar vida a un estilismo demasiado sobrio. Sólo debes aprender a jugar con ellos. No tengas miedo a lucir el típico little black dress si lo combinas con los accesorios adecuados.

Estamos cansadas de escuchar que un vestido negro es un básico de fondo de armario, que todas las mujeres deberían tener uno y que nos puede ayudar en crear estilismos para cualquier ocasión pero... ¿sabemos combinarlo correctamente? La clave de esta prenda inventada por la mismísima Coco Chanel es precisamente su versatilidad para convertirse en un look totalmente distinto y adaptado a las tendencias del momento en función de los complementos.

Un LBD cambia totalmente si lo mezclamos con unas botas o sandalias planas, pudiendo reutilizarlo entre diario para cualquier ocasión de una manera más desenfadada y cómoda.































3 comentarios:

Ainoa 13♥ dijo...

Me gustan todas, jeje

Maria Ramos dijo...

Me encantan los LBDs, importantísimos en un armario.
Te invito a visitar mi blog, espero que te guste.
--------------------> http://myarmyofclothes.blogspot.com.es/

mentalhesitation dijo...

Fundamental tener uno en el armario...son super ponibles!
Muaskkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk!