miércoles, 23 de noviembre de 2011

LA DAMA DE HIERRO - MERYL STREEP

Ya están diciendo que es una de las culminaciones de su carrera. Dentro de algunos días dirán también que es el trabajo por el cual puede ganar su tercer Oscar, aunque bien puede no ocurrir. Meryl Streep está acostumbrada a ser candidata y perder, y probablemente no le importa demasiado.

La película que está generando esas reacciones es The Iron Lady ("La dama de hierro"), biografía de la ex- primera ministra británica Margaret Thatcher, con Streep en el papel protagónico, que se estrenará mundialmente el próximo mes de enero (empezando por el Reino Unido el día 6, y saltando a los Estados Unidos una semana después). La prensa británica ya ha visto el film y al parecer algunos allegados a Thatcher también, porque han comenzado a aparecer opiniones contrastadas.







La película ha sido dirigida por Phyllida Lloyd, quien ya trabajó con Streep en ¡Mamma mia!, y el elenco incluye también a Jim Broadbent (Topsy Turvy, Moulin Rouge, Lejos de ella), que interpreta a Dennis, el marido de Thatcher, y a Anthony Head, quien encarna al ministro británico de Asuntos Exteriores, Geoffrey Howe.
La acción se ubica, fundamentalmente, en el período previo al estallido de la guerra de las Malvinas de 1982, que le valió a Thatcher no solamente una victoria militar sino también un reforzamiento de su popularidad, y dos reelecciones como primera ministra. Sin embargo, el libreto se extiende también en algunos detalles de la juventud y la vejez de su biografiada. De hecho, el marco del relato lo constituye una imagen de Thatcher, envejecida y senil, que intenta evocar dificultosamente su pasado. Esa descripción, que no es falsa (efectivamente Thatcher padece demencia senil) es una de las cosas que ha molestado a algunos.

Lo que nadie ha objetado es la actuación de Streep. Cuando se anunció que Thatcher iba a ser encarnada por una actriz norteamericana, el honor británico sintió alguna punzada. Pero con el resultado a la vista, ni los ingleses parecen estarse quejando.





La crítica se rinde a los pies de Meryl Streep.

"Sólo una actriz de la talla de Streep podría capturar la esencia de Thatcher y llevarlo a la pantalla", aseguran los críticos.


1 comentario:

Pilar dijo...

Yo tengo muchas ganas de verla, es una actriz excepcional perot ambién encarna a una persona excepcional. En estos momentos de incertidumbre hace falta remoemorar a personas que supieron agarrar el toro por los cuernos. Muy diferente habría sido la historia ye l presente de UK si no hubiesen tenido a una premier de su talla.

Un besito

http://secondopilar.blogspot.com/