lunes, 30 de mayo de 2011

LA ISLA DE LOS SENTIMIENTOS

Érase una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos:
la alegría, la tristeza y muchos más, incluyendo el amor.
Un día les fue avisado a sus moradores que la isla se iba a hundir, por lo que todos los sentimientos se apresuraron a abandonarla.
Abordaron sus barcos y se prepararon a partir apresuradamente.
Sólo el AMOR permaneció en ella;
quería estarán un rato más en la isla que tanto amaba, antes de que desapareciera.
Al fin, con el agua al cuello y casi ahogado, el AMOR comenzó apedir ayuda.
Se acercó la RIQUEZA que pasaba en un lujoso yate y el AMOR dijo:
RIQUEZA llévame contigo!. La RIQUEZA contestó:
" no puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti".
Le pidió ayuda a la VANIDAD, que también venía pasando:
"VANIDAD, por favor ayúdame". Le respondió:
"Imposible AMOR, estás mojado y arruinarías mi barco nuevo".
Pasó la SOBERBIA, que al pedido de ayuda contestó:
"¡Quítate de mi camino o te paso por encima!".
Como pudo, el AMOR se acercó al yate del ORGULLO y, una vez más, solicitó ayuda.
La respuesta fue una mirada despectiva y una ola casi lo asfixia.
Entonces, el AMOR pidió ayuda a la TRISTEZA:
"¿me dejas ir contigo?". La TRISTEZA le dijo:
"Ay AMOR, tú sabes que siempre ando sola y prefiero seguir así".
Pasó la ALEGRIA y estaba tan contenta que ni siquiera oyó al AMOR llamarla.
Desesperado, el AMOR comenzó a suspirar, con lágrimas en sus ojos.
Fue entonces cuando una voz le dijo: "Ven, AMOR, yo te llevo".
Era un anciano el que le decía eso.
El AMOR estaba tan feliz que se olvidó preguntarle su Nombre.
Fue llevado a la tierra de la SABIDURIA y, una vez allí, el AMOR preguntó a ésta:
"¿Quién era el anciano que me trajo y salvó mi vida?".
La SABIDURIA respondió: "era el TIEMPO".
"¿El tiempo? Pero ¿por qué el tiempo me quiso ayudar?", dijo el AMOR.
La SABIDURIA le respondió:
"Porque sólo el TIEMPO es capaz de ayudar y entender a un gran amor".



                                                                                             La isla de los sentimientos - Jorge Bucay



Realista. Pero se me queda una sensación de impotencia si me paro a pensar que a lo único que te puedes "aferrar", "agarrar" cuando estas mal es al tiempo.
Siempre he odiado la frase, " El tiempo lo cura todo" y aunque se que es cierta y en muchas ocasiones yo misma la he dicho, nunca me ha gustado oirla.

A pesar de eso, el cuento es precioso.

Feliz comienzo de semana para tod@s !!!


8 comentarios:

Mariano dijo...

Hola es sitio me gusta mucho por la calidad del contenido que tiene, ademas es muy completa y la información que nos brindan es muy interesante se los agradezco mucho, saludos amigos.
Fashion Magazine

Miss Potingues dijo...

El tiempo puede ser un gran aliado si aprendes a seguirle en vez de luchar con él.
Besos!

Anónimo dijo...

Preciosísimo, mi EMMUCHINI!!! Comparto lo que dices respecto del tiempo, porque es desesperante, jajaja Claro que también existe un proverbio de la sabiduría oriental que dice (aprox, no me acuerdo de memoria): "En momentos de crisis tan importante es saber cuándo esperar como saber cuándo actuar". Por carácter, me identifico mucho más con esta filosofía, aunque es muy difícil aplicarla en la práctica, jaja En cualquier caso, si toca "esperar" no por eso debemos "perder el tiempo"...

Qué tal "Los ojos amarillos..." Lo has terminado? Te ha gustado??

Miles de besotes!!
GABRI.

GirLs JusT WaNt To HaVe FuN dijo...

Te sigo desde hace tiempo , y me gusta el nuevo enfoque que le has dado a tu blog!

Felicidades!

Un Beso

Sandra. Superficiales dijo...

Hooola Emma!
Muy bonito el cuento y lo bueno que siempre tienen moraleja. Lamentablemente, es verdad que en muchas ocasiones es el tiempo el que ayuda a "normalizar" algunas situaciones. Pero bueno, hay que tener paciencia y buen humor, que siempre ayuda.
Un abrazo grande, grande!!!!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Sí mi Emmuchi... el tiempo lo cura todo... hasta el desamor!!
Bss... y buena entrada en la semana!!

AQ es Carmen dijo...

Es tradicional y muy sabio...yo puedo decir eso también, que me tengo que agarrar al tiempo para defender mi isla.
Besos querida mia.

EL BAZAR DE MARISSE dijo...

Hola guapa!:
Precioso el cuento. Aunque ya sabes verdad que el tiempo todo lo cura no gusta oírla cuando nos pasa algo malo. Lo mejor es aferrarse a las cosas que nos producen felicidad, o buscar cosas que nos hagan felices cuando se pasan esos malos momentos.
Espero que nos veamos pronto, ok?
Un beso muy gordo!!
Marisa