martes, 2 de noviembre de 2010

TURISMO DEL BISTURÍ : VACACIONES CON LIPOSUCCIÓN INCLUIDAS.


¿Verse más guapa o más joven se puede combinar con unas inolvidables vacaciones?

Desde hace algunos años, ésta es una
tendencia mundial con nombre y apellido: el turismo médico.

 Miles de viajeros, además de pasear y conocer nuevos paisajes, aprovechan para realizar tratamientos y volver a casa renovados y con un cambio radical de look.




Tras un billete de avión de ida y vuelta puede esconderse un mundo inimaginable hasta hace poco tiempo. Además de una visita a las cataratas de Iguazú o de una excursión al desierto, los paquetes turísticos que ofrecen las agencias de viaje incluyen liftings, liposucciones o implantes mamarios a precios francamente atractivos.



Hablamos del turismo de bisturí, una modalidad que aúna los conceptos de vacaciones y operaciones de estética, y que cada vez cuenta con más adeptos, debido a lo ventajoso de sus precios (hasta cinco veces más reducidos que las tarifas españolas), y al anonimato que supone operarse en el extranjero y volver a casa cuando ya han desaparecido las secuelas inmediatas de la intervención (inflamación, moratones).



Retrato robot de una tendencia


•Son paquetes elaborados por mayoristas médicos.
•Las ofertas se hacen principalmente por Internet.
•Los destinos principales son los países sudamericanos y el norte de África.
•Un 70 por ciento de las personas que recurren a esta opción son mujeres. Las intervenciones más solicitadas son los implantes o reducciones mamarias, liftings, liposucciones y rinoplastias.
•El 30 % restante son hombres. Las intervenciones más demandadas por este colectivo son la lipoaspiración y la blefaroplastia.
•El margen de edad es muy amplio: de 20 a 50 años. Las pacientes más jóvenes suelen optar por los implantes mamarios y el contorno corporal, mientras que la primera opción en las de más edad suele es el rejuvenecimiento facial.
•La media de estancia es de 10 días, aunque la oferta varía desde la semana hasta los 21 días.
•Algunos paquetes ofrecen reducciones en torno a un 15 por ciento del precio final si se realizan dos o tres intervenciones distintas. De ahí que sea frecuente que se aproveche el viaje para someterse a más de una operación.








Lo más arriesgado, el postoperatorio


Son muchos los especialistas españoles que se están encontrando con problemas derivados de intervenciones de estética realizadas en el extranjero. Éste es uno de los aspectos que en el que más inciden los expertos de SECPRE. Tan importante como el acto quirúrgico es el postoperatorio. Difícilmente se puede seguir a un paciente con un desplazamiento en avión a los pocos días y que se traslada a cientos de kilómetros. El seguimiento y su intervención se hacen imposibles, con la consiguiente merma de su cuidado, explican en su documento oficial.


Principales destinos


•Argentina: las ciudades de Rosario y Buenos Aires se han convertido en mecas de la cirugía estética. El más popular de sus paquetes es el que oferta siete días en Buenos Aires con operación de implantes mamarios de silicona y lecciones privadas de tango y español para extranjeros. Otros paquetes incluyen visitas a las cataratas de Iguazú y los lagos de Bariloche.

Buenos Aires


•Colombia.: concretamente la ciudad del Cali, a la que muchos denominan capital del bisturí: hasta 40 clínicas de cirugía plástica son visitadas por un número ingente de pacientes norteamericanos, españoles e italianos, principalmente. El éxito estas excursiones es tal que la comunidad científica de la ciudad ha decidido crear el sello Estética Cali (algo así como la denominación Café de Colombia). El precio medio de la lipoescultura es de 1.700 euros. Junto con los principales hoteles de la ciudad se ha formado un consorcio, la ruta de la belleza, un pack de 21 días en el que se incluyen la intervención de estética, alojamiento en hotel de cinco estrellas y estancias en los más exclusivos clubs sociales y spas de la ciudad para la recuperación.


Cartajena - Colombia


 
 •Túnez: es el punto de destino de pacientes franceses, principalmente. Los precios incluyen estancias en hoteles de cuatro-cinco estrellas y otros servicios como clases de golf, curas de talasoterapia, tres días de excursión al desierto del Sahara y excursiones a los enclaves turísticos de Sidi Bou Said y Cartago.

 Túnez


•Otros destinos: Venezuela, Marruecos, Cuba y Perú son países que empiezan a ofertar estos paquetes. España, y más concretamente la Costa del Sol, es a su vez destino de pacientes extranjeros (fundamentalmente ingleses y alemanes) no tanto por una cuestión monetaria sino por el hecho de que muchos de ellos tienen casa en nuestro país y aprovechan el veraneo, la privacidad y la cercanía (no más de dos horas de avión) para operarse.
 
Costa del Sol


 
Las 6 intervenciones más demandadas


1.Aumento mamario. Consiste en introducir en el espacio subglandular o en el submuscular, a través de una incisión en la piel (en el pezón, la axila, debajo de la mama) una prótesis de forma variable, según los casos, y cuya composición suele ser de silicona. La intervención dura de 1 a 3 horas, y se puede volver a hacer vida normal al cabo de 5 días. Al mes de la intervención la inflamación se reduce en un 75 por ciento, mientras que la cicatrización pasa por varias etapas que pueden durar desde varios meses a un año.




Implante de silicona



2.Reducción mamaria. Consiste en reducir el volumen del pecho y remodelar la mama, para lo que es necesario extirpar el exceso de tejido graso-glandular y piel. Dura de 2 a 5 horas. La recuperación lleva de 10 días a 2 semanas, haciéndose las cicatrices menos visibles en meses o en un año.



3.Liposucción. Se produce la extracción de los acúmulos de grasa de cualquier parte del cuerpo por medio de unas cánulas muy finas. Las zonas más comunes son las rodillas, los muslos, las caderas, el abdomen y la papada. Puede usarse la técnica tumescente (la introducción de suero salino con anestésico local) o una liposucción asistida por aire comprimido o ultrasónica, para grasa muy fibrosa. La recuperación dura una semana y la total se consigue a los 6 meses.





4.Lifting facial. Persigue mejorar y corregir el aflojamiento de la piel de la cara y cuello, tensando los músculos y readaptando la piel por encima de los mismos. La intervención dura de 4 a 6 horas y se puede retomar la vida habitual a los 10-14 días. Se aconseja evitar la exposición al sol durante los meses posteriores.



5.Rinoplastia. Su objetivo es corregir estéticamente la forma de la nariz mediante incisiones en el interior de la misma, sin cicatrices externas, aunque también se realiza con incisiones externas. El postoperatorio es un poco escandaloso pero indoloro: férula de escayola e hinchazón y moratones en los ojos durante una semana, pero al cabo de 12 días ya se tiene un aspecto presentable.








6.Blefaroplastia. Consiste en la corrección del exceso de piel o grasa en los párpados mediante la extirpación de estos excesos a través de una incisión en el ángulo del pliegue del párpado inferior o con la técnica transconjuntival (se interviene a través de la conjuntiva del párpado inferior). Dura de 1 a 3 horas y precisa de 2-3 días de cuidados domiciliarios; en 7-10 días se puede retomar la vida normal.
 
 
 
No hay cifras oficiales sobre el número de españoles que viajan al extranjero para someterse a una operación de cirugía estética, pero los profesionales saben que el fenómeno existe, con destino sobre todo a los países iberoamericanos.

 También los turistas que veranean en las costas españolas deciden operarse aquí. La existencia de precios más baratos que en los países de origen es una poderosa razón que aprovechan algunas compañías para ofrecer paquetes turísticos con estancia en lugares paradisíacos y que incluyen la operación.

 La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética advierte del peligro de aceptar este tipo de ofertas "llamativamente baratas", cerradas y de tiempo limitado porque para que el resultado sea el deseado los pacientes precisan un adecuado control postoperatorio.


 Ojo con las "vacaciones quirúrgicas"



A modo de resumen, para cualquier paciente que esté planteándose la posibilidad de operarse estéticamente en el extranjero es muy importante:


- Recopilar la mayor cantidad de información que pueda conseguir por adelantado, tanto de la clínica escogida como del doctor que vaya a realizar la intervención.

- Realizar una pequeña investigación sobre la cirugía que se requiere. Debe saber todo lo que considere oportuno, comprobar que las respuestas de los doctores son razonables y honestas y que le ayudan a tomar una decisión. Las expectativas han de ser absolutamente realistas y compartidas con el cirujano.

- Solicitar un presupuesto e informarse de los medios de pago. Para ello deberá informar de la edad, estatura, peso, condiciones especiales de salud, expectativas sobre los resultados y aportar, a ser posible, fotografías de las zonas a intervenir.




- Cerciorarse de lo que incluye el coste. A veces los precios bajos no incluyen suplementos que se añaden luego. De todas formas, en cirugía no existen precios fijos. Una liposucción a una persona de un cierto peso resulta más costosa porque requiere de una extracción de grasa más voluminosa, lo cual a su vez implica un mayor tiempo quirúrgico.
- Preguntar qué sucede con respecto al precio si se presenta una complicación.

- Enterarse de lo que pasaría si usted es no estuviera satisfecho con el resultado de la cirugía.

- Valorar la distancia desde el lugar de origen al país elegido, porque afecta a la posibilidad de seguimiento postoperatorio y de volver a ver al cirujano si existe alguna complicación.

- Consultar si después de la operación permanecerá en el hospital o será trasladado a un hotel.

- Despejar algunas dudas sobre la posibilidad de desistir o cambiar de opinión en cualquier momento.

- Algunas compañías ofrecen los paquetes turísticos y otras no. Ésta puede ser una ventaja agregada y hacer el viaje más interesante, pero no debe distraer al paciente del objetivo principal: una operación quirúrgica.

¿Y si algo va mal?

Después de cualquier operación pueden presentarse complicaciones, aquí y en cualquier lugar, en las intervenciones de cirugía plástica y en el resto. Los problemas postoperatorios inmediatos se pueden solucionar durante el tiempo que los pacientes permanecen en el hospital. En caso de que de los problemas se presenten cuando el paciente está ya en su país, (lo más común es una infección o la apertura de una herida), el paciente debe contactar con su cirujano y seguir sus instrucciones.

La SECPRE recuerda que este tipo de intervenciones "requiere reunir a un equipo profesional preparado, además de materiales seguros y aprobados por las autoridades sanitarias".

 Recomienda a los españoles que se planteen someterse a cirugía plástica, dentro o fuera de las fronteras nacionales, que sospechen cuando el precio de la operación sea demasiado bajo, que se asesoren adecuadamente de los riesgos y complicaciones de las intervenciones y que comprueben que el cirujano está en posesión del título que le habilita para esta práctica ( www.secpre.org o en el teléfono 902 409 060).








 
¿Qué os parece este tipo de turismo? ¿ Os atrevéis ?

¿Creeis que es necesario viajar al extranjero o por el  contrario si tuvierais que realizar alguna intervención lo harías en España?

¿Estais de acuerdo con la cirugía estética?

Gracias a tod@s por vuestros comentarios, que tengáis un bonito día.


10 comentarios:

Me lo pongo todo dijo...

De acuerdo con quien se quiera operar si ,pero yo no creo que lo haría nunca.Lo veo muy bien para las personas que han sufrido un accidente o tienen alguna operación importante y quieren ponerse una prótesis para mitigar sus complejos.
Operarse fuera del pais por ahorrar me parece muy fuerte.Es nuestra salud y es lo más importante que tenemos.Además la gente suele quedar peor ,sin expresión y se convierten en adictas.
Buen post cielo.
Besotes.
Oti

Clacker dijo...

madre mia!! me dejas muerta jajajaja desde luego yo creo que no me apunto al turismo de bisturí XDXDXD
un besazo Emma!

Gadirroja dijo...

Así es normal que te digan "que bien te sentó el viaje" jajaja Ahora en serio, bastante miedo me dan ya las intervenciones como para arriesgarme a una historia de estas! Buen post!

andy dijo...

El primer comentario que te voy a hacer es que no nos has hecho justicia para nada con la foto de bs as que pusiste, una ciudad tan linda y vos me pones esa foto.... mmm jajaja, no la verdad que hay mil imágenes más lindas de esta ciudad que, en serio, es hermosa y más para hacer turismo. Por el costado medico la Argentina tiene especialistas muy buenos, ahora de ahí a hacer turismo medico, que si sabía que existía porque incluso el año pasado me consultaron sobre el tema, la verdad no me gusta mucho la idea no porque vengan acá, si no por los peligros que vos nombras, más que nada el postoperatorio, salvo que se queden por lo menos un mes, en el caso de un implante mamario, se puede ver la evolución pero 10 días me parece demasiado poco tiempo para algo que parece nada pero no deja de ser una operación. Si me preguntan a mi, vengan a Argentina a conocer los paisajes maravillosos que tenemos, además de una ciudad hiper cosmopolita y donde "nunca se duerme" (hay actividades todos los días a toda hora, para los que se atreven), además tenemos los 4 climas en un solo país, tenemos las montañas en lugares como Bariloche, San Martín de los Andes,el glaciar Perito Moreno, en Santa Cruz, las cataratas en Misiones, los cerros de los 4 colores más al norte y también tenemos playas, que no son como las del caribe, ya que el agua es fría pero para los que les guste surfear les recomiendo de Quequen o Mar del Plata, los que quieran tranquilidad Carilo o Mar de las Pampas y Pinamar no deja de ser otra de las ciudades más lindas de la costa, junto con Mar del Plata que es mi lugar en el mundo, mi casa (junto con Bs As), mi todo.
Y al final otra firma extensisima pero esta vez haciéndote recomendaciones turísticas y bueno si en algún momento sos vos la que decides venir por supuesto que nos tendremos que conocer
Me pudiste escuchar hoy por la radio?
besos

anouk dijo...

Está muy de moda y creo que hay agencias especializadas, me da pánico pensarlo. El viaje no está mal pero para disfrutarlo. En España hay buenos especialistas y no hace falta ponerse en manos de otros en pais extranjero, una complicación y ...te dan el viajecito!
bsstes muxos

Belen dijo...

yo no me apunto a estas operaciones vacacionales, no me atrevo, me da bastante miedo. Me ha gustado mucho este post.

Besitos
belen

Australia dijo...

Yo ni de broma paso por quirófano y menos lejos de España. Me moriría de miedo.
Me parece fenomenal que exista si se demanda, como todo, pero conmigo desde luego que no cuenten.
Yo me voy de turismo pero con mi familia y exclusivamente a conocer, descansar y pasarlo de escándalo.
Un besote guapísima y superinteresante la entrada.

LoQueVen dijo...

Yo si te soy sincera no me importaria amancer un dia con una talla extra de sujetador, jeje seria estupendo, pero de ahi a pasar por quirofano.. NI DE COÑA! aunque lo regalen..
Yo creo que deberín controlar un poco el asunto de las operaciones, porque van las pobres niñas a ponerse de todo, y yo tampoco creo que eso sea muy bueno.
Yo lo apruebo solo para casos serios de verdad, no para solucionar los tipicos complejor que todas podamos haber tenido de adolescentes. (al final se pasan)
Muy buen tema!

Make up Nyna dijo...

Hola preciosa!!! Pues es un tema que últimamente se ha puesto como muy de moda, así que creo que vienen muy bien entradas como ésta!
Besos y a ver si nos vemos pronto.

Demoda dijo...

Es algo muy personal, pero, desde luego, si algo me fuera hacer me lo haría en Bilbao. Nunca me iría fuera. Me fío más de nuestros médicos, supongo y me resulta más cómodo para diferentes consultas.
Por ahora no me planteo el tema, aunque siempre he querido un aumento de pecho. No sé yo si algún día me atreveré. De momento no me quita el sueño.
Bss guapa